Login  
Inicio Noticias Condiciones Generales Historia de la Percusión Contacto
  

HISTORIA DE LA PERCUSIÓN

En este apartado podrá informarse sobre datos históricos de la percusión, vocabulario, etimología, datos técnicos sobre productos, aplicaciones prácticas y muchos otros contenidos relacionados con la percusión que le despertará su interés y curiosidad.

CONTENIDOS

  • 1.DEFINICIONES E HISTORIA
  • 2. ARTÍCULOS DE INTERÉS
  • 2.1. BENEFICIOS DE LA MUSICA
  • 2.2. SENTIMIENTO DEL RITMO
  • 2.3. LLAMADAS DE LARGA DISTANCIA

1.DEFINICIONES E HISTORIA

DEFINICIÓN DE INSTRUMENTO DE PERCUSIÓN

Un instrumento de percusión es un tipo de instrumento musical cuyo sonido se origina al ser golpeado, agitado o frotado. Es la forma más antigua de instrumento musical.

La percusión se distingue por la variedad de timbres que es capaz de producir y por su facilidad de adaptación con otros instrumentos musicales. Cabe destacar que puede obtenerse una gran variedad de sonidos según las baquetas o mazos que se usen para golpear algunos de los instrumentos de percusión.

Un instrumento de percusión puede ser usado para crear patrones de ritmos (batería, por ejemplo) o bien para emitir notas musicales (xilófono, por ejemplo). Suele acompañar a otros con el fin de crear y mantener el ritmo. Pero también puede ser instrumento solista o formar orquestas.

 

Clasificación

Los instrumentos de percusión pueden clasificase en dos categorías según la afinación:

De afinación definida: Los que producen notas identificables. Es decir, aquellos cuya altura de sonido está determinada.
Algunos son: el timbal, el xilófono, el vibráfono, la campana, los crótalos, la celesta, la campana tubular, los tambores metálicos de Trinidad.

De afinación no definida: Aquellos cuyas notas no son identificables, es decir producen notas de una altura indeterminada. Entre ellos: el bombo, la caja, el afuche, las castañuelas, las claves, el cencerro, el címbalo, el güiro, el trinquete, la zambomba, el vibraslap.,

No obstante, esta clasificación no es estricta, por ejemplo algunos percusionistas son capaces de afinar las cabezas de tambor a tonos específicos.

 En las orquestas se suele diferenciar entre:

  • Percusión de membranas
  • Percusión de láminas
  • Pequeña percusión

Según otro criterio, se pueden clasificar en tres categorías que son:

  • Membranófonos, que añaden timbre al sonido del golpe.
  • Idiófonos, que suenan por sí mismos, como el triángulo.
  • Placófono, placas metálicas que entrechocan.

 Esta clasificación tampoco es estricta, por ejemplo, la pandereta es un membranófono y un idiófono porque tiene ambos, la piel y los cascabeles.

ATRIL

El atril es un soporte para sostener textos, el cual se llama facistol cuando es de grandes dimensiones y tiene cuatro caras que giran sobre un pie elevado.

En las iglesias cristianas viene usándose desde las primeras basílicas pero no se conservan apenas ejemplares anteriores al siglo XV. Los antiguos atriles presentan a menudo la forma de unas parrillas descansando sobre el dorso de un águila de metal u otra figura equivalente. El uso de los atriles sobre el altar empezó a finales del siglo XIV pues antes de esta fecha se sostenía el misal sobre una almohadilla más o menos adornada y hasta el siglo IX ejercían este oficio las manos de los acólitos tanto para el misal como para los dípticos y otros objetos.

BAQUETAS:

Las baquetas o palillos se usan en percusión, música. Generalmente son de madera o fibra de carbono; las últimas suelen ser más caras y duraderas. También las hay de un tipo especial de plástico, que son las más caras de todas, pero duran muchísimo más. Las baquetas de madera están disponibles en versiones con la punta de nylon en lugar de madera, lo que las hace más durables y que el instrumento golpeado tenga un sonido más agudo o brillante.

En percusión clásica, aparte de las baquetas que son usadas para caja de marcha, encontramos asimismo los mallets o mazas usados para bombo clásico, tambores, glockenspiel y xilófonos, entre otros.

En otros estilos como el jazz, es normal encontrar los brushes o escobillas. Son baquetas compuestas de multitud de varillas metálicas, o bien de 7, 9, 12 o más varillas de madera enfundadas en láminas de nylon.

BATERÍA:

La batería es un instrumento musical que pertenece a la familia de la percusión. Este equipo estándar se usa en mayor escala en la música pop, el jazz y el rock.

La batería está compuesta por un conjunto de toms (tambores), comúnmente de madera, cubiertos por dos parches, uno de golpeo (en la parte superior) y otro resonante (en la parte inferior). Estos tom-toms pueden variar su diámetro, afectando al tono, y la profundidad, variando la sensibilidad sobre el parche de resonancia.

Además la batería también es acompañada por los imprescindibles platos, y otros accesorios (tales como cencerro, panderetas, bloques de madera, entre otros). La batería se puede afinar con una llave de afinación. Mientras más tenso el parche, más agudo el sonido, y viceversa.

BOMBO:

El bombo es un instrumento musical de percusión membranófono, consistente en un cilindro, generalmente de madera, en cuyos extremos se ajusta una membrana estirada, de cuero o sintética, que es golpeada con baquetas o mazas para producir sonidos.

El bombo es muy utilizado en la batería de percusión que suele acompañar el rock & pop moderno, así como en las bandas musicales. También resulta común en la música folclórica latinoamericana, especialmente la de la región andina, aunque su tamaño y nombre varía de zona en zona, como por ejemplo las cajas o tinyas de la zona del altiplano boliviano, norte de Argentina y Chile, consistentes en cilindros de escasa altura

BONGOS:

Los bongós (singular: bongó) son, a decir de Fernando Ortiz —el etnógrafo e historiador cubano— “la más valiosa síntesis en la evolución de los tambores gemelos lograda por la música afrocubana”. Su origen se remonta a la zona oriental de Cuba que conjuntamente con el desarrollo del son, alcanza su forma definitiva y mayor esplendor al llegar a La Habana a partir de 1909. Es un instrumento llamado de percusión menor. Membranófono compuesto por dos tambores de madera con un parche cada uno, con una diferencia de altura entre ellos generalmente de una cuarta o quinta. Los parches son ceñidos por unos aros y un sistema de tensión por llaves (en su inicio eran tensados mediante el calor del fuego o con cuerdas o correas). Los tambores van unidos por el costado con una pieza de madera, aunque antiguamente se hacía con una tira de cuero o una soga. Los tambores son de forma cónica y se ejecutan con los golpes de las palmas de la mano o con baquetas. El tamborcillo más pequeño es llamado macho y se coloca a la izquierda; quedando a la derecha el mayor llamado hembra. Generalmente se coloca entre las rodillas del ejecutante sentado, aunque también es muy utilizado sobre un atril. El ejecutante, llamado bongosero, suele alternar su uso con el cincerro cubano, utilizado generalmente en el clímax del son, llamado el montuno.

Existe información que hace pensar que su origen proviene de unos tamborcitos hechos con duelas de madera de pequeñas bateas y cuero fino de venado utilizados para rezos a Elebwa (deidad de la religión afrocubana) o de otros, usados por pares, como ofrenda a los ibbeyis (deidades mellizas en los culto de santería). Otras informaciones hablan de conjuntos de son que utilizaban un solo tamborcito, que se sujetaba con una mano o sobre el brazo y se percutía con la otra. Más tarde el empleo de los dos tambores se lograba uniéndolos con una tira de cuero o una soga, colgándolos de una pierna del ejecutante sentado, una a un lado.

Su evolución ha estado muy ligada a la aparición y popularidad del son montuno cubano. A través de los conjuntos soneros llegaron a los salones de bailes y de ahí a las grandes orquestas. Con el éxito de esta música en la Cuba de 1920 el bongó sale de las fronteras cubanas y se establece definitivamente en el escenario internacional. El Trío Matamoros, Arsenio Rodríguez o Benny Moré han sido algunos de los artistas que con su talento contribuyeron a su definitiva universalización. En la actualidad se encuentran en orquestas que interpretan ritmos cubanos y latinoamericanos, comúnmente llamados salseros, por todo el mundo.

CABASA:

La cabasa (cabaca o cabaça), también conocida como afuche, es un instrumento rítmico de madera agitada.

Su nombre se debe a que originariamente estaban realizadas con calabazas, como el güiro y las maracas.

La cabasa, procede de la música popular latinoamericana, no obstante, en algunas orquestas, ya está presente en el subapartado de pequeña percusión. Es muy utilizada en el Jazz latino, especialmente en el género de bossa nova. Actualmente ganó mucho terreno dentro del Reggae y la música Pop

CAJA:

La caja, caja orquestal, caja clara, tarola o redoblante es un instrumento de percusión de sonido indeterminado. Según la clasificación Hornbostel-Sachs pertenece a la familia de los membranófonos. Es un tambor, usualmente de poca altura, con hebras llamadas bordones dispuestos diametralmente en la membrana inferior, los cuales le proporcionan su característico timbre más estridente y metálico que el tambor común. Al músico que toca la caja se le llama a su vez por asociación caja, teniendo formación de percusionista. Este instrumento es usado en orquesta, en bandas de música, y es una parte fundamental de la batería.

CAJA CHINA O BLOCK

La caja china o wood block (anglicismo muy extendido) es un instrumento musical de la familia de percusión.

Se trata de un taco de madera rectangular (con una forma similar a la de un lingote). La caja china es hueca y con una ranura abierta en un lado, para permitir la resonancia. Se percute una baqueta dura.

En la orquesta, la caja china es un instrumento agrupado dentro del subgrupo de pequeña percusión.

Es un instrumento primitivo del que los antiguos se servían para marcar el ritmo de sus danzas. Importado de China e introducido en Europa con las orquestas de jazz (1923), se compone de un pequeño bloque de madera dura, plano y rectangular, vaciado a lo largo de medio centímetro, hacia la parte alto, lo que le da, al ser golpeado con el palillo, una amplificación sonora. Existen en tamaño grande, mediano y pequeño. En este último modelo es muy difícil de obtener el intervalo entre los tonos altos y los tonos bajos, ya que el sonido no varía casi nunca. Existe otro modelo, cilíndrico, que está vaciado en el interior y separado, en el medio, por dos ranuras. Este modelo se encuentra en dos tonos : alto y bajo. En la orquesta se utiliza para los ritmos variados, solo o asociado con otros instrumentos (caja clara, tomtom, platillos, campanilla). Es muy fácil de tocar.

CAJÓN PERUANO O CAJÓN:

El cajón peruano o simplemente cajón es un instrumento musical de origen afroperuano o peruano, que se ha popularizado en todo el mundo gracias al jazz moderno, el nuevo flamenco y la música afro-latina-caribeña. Se tiene datos documentados de la existencia del cajón desde mediados del siglo XIX. El cajón es oficialmente considerado por el Perú como Patrimonio Cultural de la Nación. Es uno de los pocos instrumentos musicales donde el artista se sienta sobre él y este transmite el ritmo al cuerpo del cajonero.

El instrumento nació en la costa central y norte del Perú y la forma de tocarlo acompasado con la guitarra, es una creación peruana. Las costumbres tanto criollas como negras son visibles en la música costeña peruana.

Se confecciona en cedro o caoba, tiene una altura de 47 cm y una base de 35 cm por 20 cm. El espesor llega hasta 15 mm.

El músico se sienta a horcadas sobre el cajón, quedando este último entre sus rodillas. El cajón moderno tiene tres tornillos que permiten ajustar el tono. El cajón que usan los españoles en la música flamenca, como variación del original peruano, en su interior tiene también tres o cuatro cuerdas para añadir resonancia.

El percusionista puede conseguir sonidos adicionales utilizando sus palmas o las puntas de los dedos para tocar el cajón. Muchas veces se enriquece el tono del cajón añadiendo pequeños objetos metálicos en su interior.

CARRACA:

La carraca, carraco o matraca es un instrumento musical popular de madera, en el que los dientes de una rueda levantan y golpean una o más lengüetas de madera produciendo un sonido seco y estridente. Se lo clasifica dentro de los idiófonos. El sonido se produce al sujetar la carraca por el mango y hacerla girar.

El nombre del instrumento proviene del árabe hârraqa o hârraq, que se refiere a un gran navío de mercancías (la carraca). El Diccionario Etimológico Castellano e Hispánico de Joan Corominas (1954) apunta que el término podría ser una "palabra onomatopéyica, basada en los crujidos de estos pesados barcos".

Las primeras referencias de uso del término aplicado a la música se encuentran en los textos de Anastasio Pantaleón de Ribera (1600-1629). Poco después, en 1676, aparecerían en un villancico de la Capilla Real de Granada.

La carraca se usa para simular un terremoto en el Oficio de Tinieblas de la Semana Santa y, por supuesto, como juguete.

CASTAÑUELAS:

Las castañuelas o palillos son un instrumento de percusión creado por los fenicios hace tres mil años. Gracias al comercio y el intercambio sociocultural generado por el mismo se expandió rápidamente por los países del Mediterráneo, como Yugoslavia, concretamente la actual Croacia, y otros, como Eslovaquia; aunque España es el país que ha conservado y ha desarrollado su uso, y las ha convertido en un instrumento nacional, como también a la guitarra española, clásica o flamenca.

Las castañuelas son dos trozos de madera de esparto en forma de hoyo y perforados con una cuerda ornamental, principalmente de color rojo (en la antigüedad fabricadas con tendones de cerdo o de caballo) que se coloca alrededor del dedo gordo. Los tonos de los pares son distintos: el más bajo se llama macho y el más alto hembra. En la actualidad hay sólo cuatro concertistas profesionales de castañuelas (3 de ellos residentes españoles) y el otro de procedencia Suiza, aunque Wagner hace dos centurias ya escribió para las castañuelas la música de Venusberg en Tannhauser.

Son necesarios al menos diez años para conseguir un dominio aceptable de este instrumento y practicar diariamente un promedio de 7,8 horas arduamente la rítmica y el tacto sensible. Estas se utilizan tanto como para flamenco como para bailes tradicionales del folklore español. En muchos países de Iberoamérica también son utilizadas en el folklore nacional.

Existen variantes locales de las castañuelas en Galicia, Cantabria (Tarrañuilas), Aragón, Ibiza (Baleares) y en La Gomera y El Hierro (Canarias), recibiendo en estos dos últimos casos el nombre de chácaras.

Internacionalmente conocidos son los concertistas José de Udaeta y su discípulo José Luis Landry.

CENCERRO:

El cencerro es una campana sin badajo de tamaño pequeño. Es semejante a los cencerros que llevan algunos animales como las vacas principalmente, en Europa, de ahí su nombre. El cencerro es un instrumento musical de percusión. Los cencerros pueden estar fijos a un soporte y son idiófonos sacudidos. Se percuten con baquetas de madera especialmente diseñadas para este instrumento. Normalmente, se fabrican en cobre, acero o en aleación de acero. Se utilizan de distintos tamaños para conseguir diversos sonidos dependiendo del estilo de música en el que sea utilizado. Sea cual sea su tamaño el sonido resultante es indeterminado.

Se pueden conseguir cuatro sonidos generales:

  • Sonido agudo abierto
  • Sonido agudo cerrado
  • Sonido grave abierto
  • Sonido grave cerrado

Para conseguir los sonidos cerrados hay que hacer cierta presión sobre el instrumento con los dedos índice y corazón. En cambio para producir los sonidos abiertos no hay que presionar el instrumento.

El sonido grave se practica percutiendo el instrumento con la baqueta en la parte más ancha del cencerro. El sonido agudo se consigue golpeando la baqueta en la parte más estrecha.

También se pueden conseguir dos efectos de sonido:

El efecto de rebote: consiste en tocar cualquiera de los sonidos anteriores dejando rebotar la baqueta

El efecto de redoble: se consigue introduciendo la baqueta en el interior del cencerro y moviendola de forma que golpee con las paredes del instrumento.

Los cencerros tiene un papel destacados en la música de baile latinoamericana, donde son muy utilizados, y cuando se incluyen en la orquesta están agrupados en el subapartado de pequeña percusión.

En la música cubana, la persona que toca los bongos, a menudo, alterna los dos instrumentos, por eso se llama bongocerro. En este sentido, muchas veces, el cencerro también se coloca en el atril de las timbaletas y, también se combinan ambos instrumentos.

CLAVES:

Las claves son un instrumento de percusión de madera agitada formado por un par de bastones cilíndricos de madera maciza. Su diámetro es de aproximadamente 2,5 centimetros por una longitud de 20 cm.

El sonido se produce al percutir uno sobre el otro. El ejecutante debe procurar sujetar el instrumento utilizando la menor superficie posible, para no ahogar el sonido. El timbre de este instrumento es agudo y dependiente del material o corte y tipo de madera, así también como de su acabado.

Su origen es afro-cubano. Desde La Habana, las claves pasaron a la música latinoamericana, donde se usan para marcar el ritmo. Y, de la música de baile, luego dieron el gran salto y se colaron en las orquestas.

También se llama "clave" al instrumentista que ejecuta las claves.

Si bien, como ya se dijo, que el origen objetivo que se puede rastrear nos lleva a los confines africanos, algún tipo de clave primitiva pudo haber sido el primer instrumento musical, después de la garganta humana, de cualquier cultura. Es posible imaginar que la forma más primitiva de producir una percusión fue haciendo golpear una piedra con otra o un pedazo de madera con otro o dos huesos de animales para llevar el ritmo de algún sencillo brote melódico.

En el comercio y manufactura del siglo XXI, se presenta la producción de éste instrumento en materiales sintéticos, como lo es el radel. Actualmente México exporta éste instrumento hecho de madera dura.

CONGA:

La Conga (o también llamado tumbadora), es un instrumento membranófono percutido, por tanto, es un instrumento de percusión.

La conga se toca directamente con las manos. El que la percute puede hacerlo sentado o de pie. Es habitual que la conga se presente por pares sobre un trípode como ocurre con las timbaletas, aunque también las podemos encontrar con un formato de tres, cuatro y hasta cinco congas (no tan habitual).

Similares características en cuanto la forma a los bongós, pero con una caja bastante más larga. Su técnica es notablemente diferente. Existen varios golpes: galleta abierta, galleta cerrada, tono abierto, tono cerrado, palma y dedos. Todos ellos tienen un símbolo que los representa para una lectura más rápida.

Nació en Cuba, derivando de los tambores Batá, evolucionado tanto en su diseño como en su ejecución.

Hay hasta 5 tipos de congas que se diferencian por su tamaño y afinación, de más agudo a más grave:

Re-quinto: conga de cuerpo delgado de afinación aguda. Su función en la rumba es improvisar.

Quinto: conga de cuerpo delgado de afinación aguda.

Macho, 3-2 ó Conga: de cuerpo mediano, se puede afinar de 2 formas: una es más aguda para poder tocar como tumbadora central en formato de 2 ó más congas, la otra es más grave para poder tocar únicamente esa tumbadora en la rumba.

Hembra o Tumbadora: afinación grave, su cuerpo es más ancho.

Re-tumbadora: es la más grave de todas, su cuerpo es más ancho que todas las demás.

Normalmente nos encontramos el formato de "Conga-Tumba" o´Quinto-conga". En el caso de utilizar tres lo más habitual es el formato "quinto-conga-tumba".

Las congas se manufacturan de distintos tipos de materiales. El más utilizado es la madera pero las hay construídas de fibra de vidrio o "fiberglass"; hay modelos viejos manufacturados en metal. Los manufactureros más conocidos son Latin Percussion, Meinl y Pearl.

Congueros destacados: Ray Barretto, Ramón Mongo Santamaria,Candido Camero,"Patato" Valdes,Richie Flores, Eddie Montalvo, Tata Guines, José Luis Quintana "Changuito", Miguel "Angá" Diaz, y el que más ha desarrollado este instrumento: Giovanni "Mañenguito" Hidalgo.

CRÓTALOS:

Los crótalos o chinchines son unos pequeños instrumentos placófonos. Los crótalos son unos diminutos platillos de bronce, que se anudan mediante tiras de cuero a los dedos pulgar y medio. Para hacerlos sonar, se los entrechoca entre sí, al hacer un gesto similar al de pellizcar.

Aunque ahora los crótalos son los platillos de metal, en su origen eran de madera, muy parecidos a las castañuelas.

DARBUKA:

La darbuka o derbake (en árabe دربكة) es un instrumento de percusión de origen árabe usado en todo el Medio Oriente. También suele ser llamado toballe ( se pronuncia tob-bale o tubale, especialmente en Palestina (región)), zarb y dumbek (o tombak), que deriva de los dos sonidos principales que forman la base de su técnica: un sonido grave (dum) y otro agudo (tac), además de los redobles, que en árabe se llaman harakat y se los nombra como "tákatak". En Egipto se lo llama tabla, con una palabra árabe genérica para designar instrumentos de percusión.

La darbuka es un tambor de un solo parche con forma de copa. Originalmente se usaba greda para armar la caja de resonancia y cuero de cabra o de pescado para el parche, pero también se suele utilizar madera o metal para su fabricación; en la actualidad es común el uso de fibra de vidrio o fundición de aluminio para la caja y plástico para el parche. Este ultimo es el más utilizado hoy en día por los músicos profesionales ya que no lo afectan las condiciones climáticas como la humedad la que genera que el parche pierda su tension y se desafine, teniendolo que calentar para poder ejecutar el instrumento.

Para ejecutar la darbuka se la suele colocar entre los muslos o sobre ambas piernas; para tocarla se utilizan los dedos y la palma de la mano. Tiene una gama tonal muy limitada, pero en países como Egipto, Libano, Siria o Turquía se ha llegado a unos niveles de virtuosismo muy altos con ella.

El origen de la darbuka se remonta a la antigua Babilonia, pero se ha extendido ampliamente, llegando incluso hasta los Balcanes y el norte de África. En la música árabe es uno de los instrumentos más utilizados. Suele acompañar los pasos en el dabke.

DJEMBÉ:

El Djembé es también conocido por yimbe, sanbanyi (En lengua Susu) o simplemente tam tam.

La respuesta a tantos nombres para el mismo instrumento la tenemos en la variedad lingüistica (Lenguas mandé) y su adaptación fonética a lenguas foráneas, así, para un francés será djembé y para un inglés jembe o jenbe. La adaptación más extendida es la de djembé, debido al colonialismo francés en la zona, pero no se ha de olvidar que es un instrumento Africano.

El djembé es un instrumento de percusión perteneciente a la familia de instrumentos membranófonos. Se originó en el antiguo Imperio Mandinga, aproximadamente entre las localidades de Bamako (Mali) y Kankan (Guinea), desde aquí migró posteriormente a Senegal, Costa de Marfil y Burkina Faso, formando parte integral de la música y las tradiciones de la zona. Se cree que esa migración se debió a los Numu, que eran (y todavía son) herreros profesionales considerados guardianes de ciertos poderes. Ellos se encargaban de fabricar las máscaras Komo, realizar la circuncisión y la ablación de los adolescentes, para marcar su paso a la edad adulta, tanto como de esculpir y tocar los djembés.

Como resultado de las diferencias en la forma, la densidad de la madera, los grabados internos y la piel, existe una amplia gama de tonos que pueden ser emitidos por el djembé. Golpear la piel cerca del centro produce notas más graves, golpearla cerca del borde produce tonos más agudos. En un yembé bien afinado se obtienen graves, medios y agudos bien diferenciados.

Tradicionalmente, los djembés tienen unos 30 cm de diámetro, con una variación aproximada de entre dos y seis centímetros. Los hay de dos tipos: los tradicionales, hechos de manera artesanal con madera se usa madera de lengue, iroko,y mahogany tradicionalmente aunque hoy en dia se usan también maderas como el cedro el arce y la caoba, y piel (generalmente de cabra) aunque algunos músicos también usan piel de becerro para cambiar un poco los tonos, este tipo de djembés tradicionales se afina por medio de un sistema de una cuerda integra y resistente muchas veces cuerda de alpinismo de alta resistencia y se entrelaza en el aro de arriba (donde lleva el parche) y el aro de abajo (donde se sostiene). Los modernos que pueden estar hechos de madera y piel natural o de fibra y piel sintética.

Existe una gran variedad de ritmos tradicionales, destacando entre ellos los ritmos de fiesta y rituales, cada familia de ritmos se usa para diferentes festividades, hay ritmos especiales que solo se tocan en situaciones extremas, si una mujer enfrenta esterilidad, una enfermedad grave o problemas fuertes en su familia decide bailar el moribayassa, el moribayassa es un ritmo del oeste de africa cerca de guinea y mali que se toca también con otros instrumentos llamados djun djuns o dunduns.

Según el ritmo que se toque es la actividad que se realiza. Los ritmos fungen en ciertas ocasiones como rezos, ejemplo de lo cual es el ritmo kakilambe, que es el fetiche protector de la aldea. En algunos casos los niños y las mujeres no pueden ver a dicho fetiche, como es el caso del kakilambe.

Hoy en día el djembé es usado en diferentes ámbitos musicales, desde la música tradicional africana hasta en grupos de reggae o música electrónica. Se le considera un instrumento extremadamente versátil y es uno de los primeros membranófonos que existió en el mundo.

GLOCKENSPIEL O LIRA:

Al Glockenspiel se le llama también Lira y, durante mucho tiempo, también fue conocido como Juego de timbres o armónica de metal.

Se trata de un instrumento de percusión formado por láminas de metal, por tanto, metalófono. Físicamente, es muy parecido al xilófono. El glockenspiel está formado por láminas metálicas afinadas que son golpeadas con baquetas duras. A diferencia del vibráfono y la marimba, que son de la misma familia, no hay asociado un tubo resonador a cada lámina.

Su sonoridad timbríca es muy similar a la del triángulo, pero, a diferencia de éste, el Glockenspiel es un instrumento de sonido determinado, lo que significa que es capaz de producir notas de una determinada altura.

El glockenspiel de orquesta es tocado en forma horizontal con dos baquetas, su extención sonora comprende dos octavas y media, casi tres, desde un LA grave al do8, aunque algunas versiones incorporan tres notas más graves partiendo desde FA.

Algunas bandas militares, melódicas y rítmicas, tanto escolares como profesionales utilizan la versión portatil que se toca con una sola baqueta y es la que se conoce comúnmente como "Lira" o campanólogo por tener la forma de la lira de cuerdas más conocida por su antigüedad. Esta "Lira" va suspendida sobre un portabandera que es sostenido por el ejecutante en sus hombros quedando a la altura de su cabeza lo cual le permite moverse con libertad.

El instrumento que más se le asemeja y la vez desiende de éste, es la celesta, que sus láminas, también metálicas, van montadas sobre soportes de madera que amplifican el sonido y tiene más forma de piano para su fácil ejecución.

GÜIRO:

 El güiro es un instrumento rítmico de madera frotada, por tanto, un instrumento de percusión.

Es un cuerpo hueco alargado (generalmente, de madera). Su superficie tiene estrías y estas raspa con una varilla de madera (especie de peine o tenedor).

El güiro proviene de la calabaza como la cabasa y las maracas. Se trata de una talla en la cáscara de una calabaza con ranuras en paralelo sobre su superficie. Se aguanta en la mano izquierda con el dedo gordo dentro de la apertura en la parte atrás. Con la mano derecha se sostiene el peine usado para rasparlo. Con esto se produce chirrido, pero, no molesto, sino que es un sonido rítmico.

Los güiros modernos se hacen de madera, plástico , metal o hasta de fibra de vídrio.

MARACAS:

Las maracas se refiere a los instrumentos idiófonos constituidos por una parte esférica hueca sostenida por un mango que la atraviesa o está adherida a ella. En su interior se le llena con pequeños percusivos, como piedrecitas, semillas, pedazos de vidrio, pedacitos de metal, etc. Suenan al golpearlos contra la pared interna de la esfera. Por lo general se encuentran en pares, una para cada mano.

MARIMBA:

La marimba es un instrumento musical usado en América, en países como Guatemala, Nicaragua, Costa Rica y en los estado del sureste de México, siendo considerada en Guatemala como uno de los instrumentos más representativos de su música típica o folclórica. Consiste en un paralelepípedo de madera con una boca superior cuadrangular recogida por los bordes y que ensancha en la parte superior y se estrecha en la parte inferior hasta cerrarse en forma piramidal. Posee una serie de tablas delgadas (lengüetas sonoras) de distintos tamaños, dispuestas de mayor a menor, excavadas por la parte inferior. Estas lengüetas tienen perforaciones en sus extremos, y por esos orificios se atan con cordones que las sostienen suspendidas de clavijas verticales, fijas en un armazón trapezoidal. Cada tecla tiene su propia caja de resonancia.

METALÓFONO:

El metalófono es un instrumento de percusión cuyas láminas sonoras son de una aleación de aluminio. Cuando el metálofono está destinado para aplicar el método Orff se montan en una caja . Usualmente hay dos tipos: Carrillón y Soprano, con una escala y media cada uno. El metalófono es de mayor tamaño que el carrillón y sus sonidos tienen también mayor duración, por lo que se le suele asignar el papel de nota pedal o bordón con notas largas. Pertenece al grupo de instrumentos creados por Carl Orff.

METRÓNOMO:

El metrónomo es un aparato utilizado en música para medir el tempo (la velocidad de la música).

El péndulo que se utilizó en todo el siglo XIX y XX fue patentado en 1814 por Johann N. Mäzel (1770-1838).

El metrónomo a cuerda consta de una caja y un péndulo con un contrapeso móvil. En la parte superior de la caja hay una escala que indica el número de pulsaciones por minuto. A medida que el contrapeso va hacia abajo, el tempo se vuelve más rápido. Tambien hay metrónomos electrónicos.

PANDERETA:

La pandereta es un instrumento de percusión formado por uno o dos aros superpuestos, de un centímetro o menos de ancho, provistos de sonajas o cascabeles (ferrañes) y cuyo vano está cubierto por uno de sus cantos o por los dos con piel muy lisa y estirada (pergamino).

Se toca haciendo resbalar uno o más dedos por ella o golpeándola con ellos o con toda la mano. En ocasiones se golpea con otras partes del cuerpo, como en la "Fantasía de Pandereta" típico de la tuna: mientras el que maneja la pandereta baila, va tocando con ella, golpeándola con distintas partes de su cuerpo, manteniendo el ritmo de la canción, dando muestra de un gran sentido del ritmo musical así como de su destreza al momento de ejecutar el instrumento.

No hay que confundir pandereta con pandero. El pandero no posee sonajas y suele ser de mayor tamaño.

PANDERO:

El pandero es un instrumento de percusión, de origen arabe parecido a la pandereta, sin embargo no posee sonajas ni cascabeles y, usualmente, es de mayor tamaño. Aunque no lleven en el bastidor ni sonajas ni cascabeles, en el interior los panderos puede llevar semillas, chapas, cascabeles, piedrecitas o cualquier otro pequeño objeto. Al golpearse contra la piel que conforme a la membrana, estos elementos enriquecen el sonido grave de la piel. Se suele utilizar también el termino pandero para pandereta, aun así es bien utilizado y reconocido por los conocedores.

PLATILLOS:

Los platos, platillos, címbalos o cimbales son un instrumento de percusión, consistente en dos discos circulares cóncavos de metal. Su centro está agujereado para dejar pasar una correa de cuero o de piel, cuya función es servir de asas o abrazaderas, y fijadas por su parte trasera.

Los platos, normalmente, son de una aleación de bronce o latón, aunque, los platos utilizados en las orquesta de cierto nivel, construidos de una mezcla de cobre, plata y estaño. Estos platos son idiófonos que se hacen sonar entrechocándolos uno con otro, o percutiéndolos con palillos o baquetas. Son un instrumento de sonido indeterminado, lo que significa que las notas no tienen una altura definida. El tamaño de los platillos influye directamente en la sonoridad, a mayor tamaño o grosor mayor potencia sonora.

Los platillos descienden de los crótalos, cuyo origen data de la Edad Antigua. Desde Oriente Medio, los crótalos llegaron al Imperio Otomano, donde los turcos aumentaron su tamaño exponencialmente, hasta convertirse así en el intrumento que ha llegado a nuestros días. La popularidad de los platillos llegó con el Romanticismo, periodo en el que se introdujeron en la orquesta sinfónica los exóticos instrumentos propios del folclore turco. Además de los platillos, llegaron los triángulos, las panderetas y otros instrumentos.

En la música contemporánea, comúnmente los platillos se encuentran dentro de una batería. En este caso, los platos mas populares son:

Crash: Plato mediano de 14" - 20". Se utiliza para dar énfasis en los pasajes musicales y para algunos ritmos.

Ride: Plato grande que varía de entre 17" y 24", aunque hay marcas a modo de curiosidad que los fabricaron hasta de 32", se usan muchas veces para llevar el ritmo en sustitución del Hi-Hat. Los más comunes son los de 20" y 22".

Splash: Plato pequeño que varía de 6" pulgadas hasta 12", se usan para efectos especiales, comúnmente en pasajes de poca intensidad sonora.

China: Son fabricados desde 10" hasta 22". También hay el Splash-China, de 8" a 12". Se usan para efectos. Su diseño es característico pues son colocados del revés.

Crash Ride (MEDIUM): Plato mediano-grande de 18" o 20". Hay gente que los usa como Crash y como Ride, y gente que los usa como Crash, debido a su mayor potencia.

Heavy: Plato grueso con un sonido intermedio entre Crash y China. Se fabrican de 16" o 18". Utilizado como un ride de sonido potente

Hi-Hat o Charles: Sistema que consta de 2 platillos instalados en un soporte con pedal que permite que uno caiga sobre el otro haciéndolos sonar. Se fabrican entre 10 a 16 pulgadas donde el más común es el de 14". puede ser normal o edge este último consiste en que el platillo que va abajo (bottom) tiene un borde corrugado que da un sonido mejor para ciertos géneros.Se gasta el charles cerrado y abierto usandolo con el pedal también se combina.

SHAKER:

La palabra shaker describe un gran número de instrumentos musicales de percusión usados para crear ritmos musicales. Viene del verbo en idioma inglés "shake" que se traduce como "temblar" o "agitar".

Son llamados de esa manera debido a que el método mayormente utilizado para crear el sonido es moverlos o agitarlos hacia adelante y atrás en vez de golpearlos. De todas maneras algunos pueden golpearse en ocasiones para crear acentos en los ritmos.

SHEKERE:

El shekere o calabash es un instrumento de percusión de África, consistente en una calabaza secada con cuentas tejidas en una red que la recubre. En todas partes del continente lo llaman cosas diferentes, como el lilolo, axatse (en Ghana), y chequere. Suele utilizarse mucho en la música hausa en Nigeria. El shekere está hecho de las pequeñas calabazas que crecen sobre la tierra. La forma de la calabaza determina el sonido del instrumento. Un shekere se hace secando la calabaza durante varios meses, entonces que quitan la pulpa y las semillas. Después de que es fregado, el trabajo de las cuentas son añadidas, así como el color. El instrumento es usado tradicionalmente, aunque también se utiliza para la música popular. Cuando se toca es sacudido y/o golpeado contra las manos.

SURDO:

El surdo es un tambor cilíndrico de grandes dimensiones y sonido profundamente grave. Está típicamente hecho de madera o metal y posee pieles en ambos lados.

Este tipo de tambor bajo es tradicionalmente usado en escolas de samba, teniendo cada escola un promedio de 25 a 35 unidades en su batería. Su función principal en el samba es la marcación del tempo. Los surdos también pueden encontrarse en bandas militares y generalmente son utilizados para marcar el pulso binario de la marcha, en conjunto con el bombo y la caja.

El nombre surdo puede designar también al tom-tom más grave de una batería, o al floor tom, que generalmente queda apoyado sobre pies propios, al lado derecho del baterista diestro o al izquierdo del baterista zurdo.

TAMBOR:

Un tambor es un instrumento de percusión membranófono que consta de una caja de resonancia, generalmente de forma cilíndrica, y una (o dos) membranas, llamada parche, que cubre la abertura de la caja.

Generalmente, el tambor es golpeado, para producir el sonido, en el parche con la mano o con algún objeto, comúnmente baquetas; también se suele percutir la caja.

TIMBALETAS O TIMBALES:

Las timbaletas son un instrumento de percusión. Consiste en dos pequeños tambores unidos, normalmente, montados sobre un atril metálico. Estos tambores son de metal con cabezas afinables de piel (membranófono). La membrana no sobresale por el aro que la sujeta. La piel sobrante queda en el interior.

Como en los bongos, ambos tambores que tienen la misma altura, pero distinto diámetro. El más pequeño del par se llama "el macho", o el tambor menor, mientras el más grande se llama el tambor "femenino" o principal. Tradicionalmente, el tambor de tono más bajo es el de la izquierda, pero el ejecuntante puede ubicarlos según su criterio.

Aunque su forma es similar a la del bongó (cuya caja es de madera), su sonido está más cercano al timbal, por ser las cajas de las timbaletas metálicas. De ahí, su nombre.

Las timbaletas siempre se tocan con baquetas, a diferencia de los bongos que se pueden percutir con las manos.

TIMBAL SINFÓNICO:

Un timbal es un instrumento musical de percusión de sonoridad grave, que puede producir golpes secos o resonantes. Se utiliza golpeando los parches con un palillo o baqueta especial, "baqueta de timbal". Está formado principalmente por un caldero de cobre, cubierto por una membrana. Se puede afinar por lo que produce sonidos determinados, vale decir, notas musicales.

TRIÁNGULO:

El triángulo es un instrumento percutido de metal, perteneciente al grupo de los idiófonos, porque el sonido resultante es fruto de la vibración del metal tras ser golpeado con la baqueta.

El triángulo es una barra cilíndrica de acero doblada en forma de triángulo, como su nombre indica, con la particularidad de que uno de sus vértices queda abierto. Normalmente, el ejecutante no sostiene directamente el instrumento asiéndolo por uno de sus lados sino mediante un cordel que, atado al vértice superior, sirve para suspenderlo.

El sonido del triángulo es agudo y de altura indefinida, lo que no significa que no genere notas determinadas. El músico puede hacer que el sonido del triangulo sea abierto o cerrado según como lo sostenga.

El triángulo posee gran sonoridad, lo que permite que sea oído por encima de la orquesta.

UDU:

El udu es un instrumento de percusión de origen africano creado por el pueblo Igbo y el hausa de Nigeria. En su lenguaje udu significa "paz" o "vasija".

Siendo en realidad un jarrón de agua con un agujero más, era tocado por mujeres con fines ceremoniales. El udu está fabricado normalmente de arcilla y piedra.

El instrumento se toca con las manos y produce un sonido grave bastante peculiar al ser golpeado rápidamente el agujero grande. Así mismo el cuerpo entero puede ser tocado con los dedos. Hoy en día es extensamente usado por percusionistas de diferentes estilos musicales.

VIBRÁFONO:

El vibráfono, también llamado en inglés como vibraharp o simplemente vibes, es un instrumento musical de la familia de percusión.

Es un laminófono similar al xilófono, pero las láminas son de aleación de aluminio, en lugar, de madera. Estas láminas son percutidas con baquetas con cabeza de hilo o lana. El ejecutante cuenta con baquetas de diferentes tamaños y materiales que le permiten obtener diferentes sonidos. Por ejemplo, los tonos más dulces se obtienen usando baquetas delgadas de cabeza blanda.

El vibráfono es un instrumento de sonido determinado pues permite obtener notas musicales de una altura determinada. Incluso se pueden generar acordes, si se percuten varias láminas usando de dos a cuatro baquetas.

El instrumento moderno y estándar tiene tres octavas, aunque hay luthiers que fabrican vibráfonos que alcanzan las cuatro octavas. Las láminas están ordenadas como en un piano, con dos teclados: uno para las notas naturales y otro para las notas alteradas. Entre los dos teclados se encuentra el mecanismo del pedal.

Debajo de cada lámina hay un resonador: un tubo resonante de aluminio, fibra o bronce que está afinado de acuerdo al tono de la lamina que se encuentra sobre éste. La afinación se establece mediante la colocación de un tapon en el extremo inferior de cada tubo.

El vibráfono debe su nombre a un mecanismo que proporciona un vibrato: entre los tubos resonadores y las láminas hay una serie de discos enlazados entre sí por un eje. Hay un disco para cada tubo y el eje es accionado por un motor eléctrico. La rotación de los discos hace que los tubos se abran y cierren parcialmente, varias veces por minuto, lo que provoca un efecto de trémolo (una oscilación en el volumen sonoro) que es en la mayoría de los casos, regulable en velocidad.

Además de este mecanismo, el vibráfono posee un sistema de pedal con efectos similares al del pedal de un piano: entre las dos corridas de láminas hay una barra metálica cubierta con fieltro que esta sujeta a presión por uno o más resortes. La presión ejercida sobre las láminas hace que éstas suenen apagado y su sonido sea muy corto. Cuando el pedal es presionado, la barra se despega de las láminas y éstas quedan suspendidas, por lo que pueden vibrar libremente. La duración del sonido de una lámina con el pedal presionado puede oscilar entre los 8 a los 20 segundos, dependiendo de la calidad del instrumento.

 

VIBRASLAP:

El vibraslap (también conocido como trafaplás) es un instrumento de percusión consistente de una pieza de alambre duro (dobledo con forma de manija) que conecta una bola de madera con un bloque de madera que dentro posee "dientes" de metal. Cuando el percusionista sostiene la manija en una mano y golpea la bola (generalmente contra la palma de su otra mano), los dientes del metal vibran contra el bloque de madera, causando un repiqueteo distintivo. Los vibraslaps pueden encontrarse en varios tamaños y de materiales.

El vibraslap se usa frecuentemente en la música de América Latina. También es empleado por bandas de rock alternativo como Cake. Se puede oír en la canción de R.E.M. Orange Crush, en Nuttin' But a G Thang de Dr. Dre, Crazy Train de Ozzy Osbourne y en "Zomby woof" de Frank Zappa. El instrumento es el descendiente moderno del jawbone o quijada, que era empleado como un primitivo instrumento de percusión.

XILÓFONO:

El xilófono (pronunciado /si'lofono/) es un instrumento musical de percusión, y su origen remonta a al siglo XVIII. Cada lámina se afina según un tono específico (nota musical) de la escala cromática. Como se puede afirmar, se trata de un laminófono de sonido determinado. El orden de las láminas es similar al orden del teclado de piano.

El xilófono utiliza tanto la técnica de tambor afinable como la avanzada de mazos.

El xilófono tiene un tono más vivo que su primo, la marimba, y las notas se sostienen menos. Los xilófonos modernos incluyen láminas de percusión cortas. Un xilófono con un registro más bajo que el registro de la marimba se llama "xilorimba".

El xilófono posee una gran relevancia en un número de piezas clásicas. Algunas de las más conocidas son la Danse macabre (1874) compuesta por Camille Saint-Saëns y «Fósiles» de Carnival of the Animals (1886) del mismo compositor. También se puede escuchar en la Sinfonía Nº. 6 de Gustav Mahler.

2.ARTÍCULOS DE INTERÉS

2.1. BENEFICIOS DE LA MUSICA

Aumenta la energía física, alivia la fatiga y la inercia. Afecta los estados de ánimo, calma la ansiedad y las tensiones, sublima los sentimientos. Hace que el pensamiento se centre, aclara los objetivos, fomenta el valor. Estimula la creatividad y la sensibilidad. Fortalece el carácter y la conducta constructiva. Amplía la conciencia de la armonía espiritual.

2.2. SENTIMIENTO DEL RITMO

Transcribo aquí la acertada definición que nos da el batería Miky Hart:
Cuando el ritmo es exacto lo sientes con todos tus sentidos. Te invade una especie de confianza cuando te dejas llevar por el ritmo. No luchas contra él, sino que por el contrario aceptas  dejarte llevar por ese sentimiento penetrante aunque agradable. Desaparece todo el sentido del instante presente. Las categorías habituales del tiempo pierden su significado. Tu intelecto se queda desconectado y juzgas sólo a través de tus emociones. Tus sentimientos fluyen por tus brazos y piernas, y brotan del tambor. Te sientes ligero, sin peso, tus brazos son como alas, vuelas como un pájaro cuando el ritmo es exacto.

2.3. LLAMADAS DE LARGA DISTANCIA

¿Cómo han trasladado los músicos africanos sus idiomas a las percusiones?

En muchos lugares de África los tambores hablan en verdad. Dos ejecutantes, alejados hasta 32 Km uno del otro, pueden sostener una conversación, en la que reproducen con toques de tambor palabras del lenguaje de su tribu. En Ghana, la tecnología moderna ha ampliado el alcance de esta tradicional forma de comunicación: los boletines informativos de radio se inician con el mensaje tamborileado “Ghana, escucha… Ghana, escucha”.

En países del África occidental, como Ghana, Dahomey y Nigeria, es donde más se ha desarrollado el empleo de los tambores parlantes (talking drums). Muchas lenguas que se hablan en dicha área son “tonales”: a cada sílaba de una palabra le corresponde un tono musical, y el tamborilero repite en el instrumento los tonos y ritmos de cada palabra. Por esto es importante que el ejecutante sea de oído muy afinado. Sería imposible tamborilear un mensaje en idiomas no tonales, como el inglés, pues el oyente sólo percibiría el número de sílabas del mensaje y su ritmo.

Los tamborileros parlantes más celebrados del África occidental son los yorubas, cuyo principal instrumento es el dondon, tambor en forma de reloj de arena. Se sujeta bajo el brazo y se golpea con una baqueta en forma de martillo. Para agudizar la tonalidad del toque del tambor, el músico ejerce presión sobre cuerdas de cuero que corren longitudinalmente por los lados, con lo que tensa la piel del tambor.

Los bantú de Zaire y de Sudáfrica emplean, para fines telegráficos, tambores con una abertura, hechos de troncos ahuecados.

Los tambores desempeñan una función central en la vida cultural y social africana. En particular, los tambores parlantes tienen muchos usos, además del envío de mensajes a larga distancia. Por ejemplo, en rituales solemnes se tocan himnos a divinidades tribales o canciones en honor de un gran jefe, y en ocasiones más festivas sirven para hacer jocosos comentarios sobre la calidad del baile o incluso para alentar a los participantes de un certamen de lucha. En ciertos sociedades, entre las cuales resaltan los mossi del Alto Volta, los tambores parlantes son el medio para preservar la historia de la tribu, que se transmite de una generación de diestros músicos a otra, en la forma de épicas narraciones tamborileadas.

Talking Drum


Directorio de Instrumentos de percusión